Una nariz de película

“Me miro al espejo y algo no me termina de gustar” esta es una frase muy común entre mis pacientes que quieren cambiar la fisionomía de su nariz y es que muchas veces la naturaleza nos trae al mundo con una nariz no muy acorde con la armonía de nuestro rostro y aunque nosotras las mujeres podemos usar trucos de maquillajes para disimular la forma de nuestra nariz ella está ahí , incomodando en muchas ocasiones nuestras facciones .

Pero una cirugía de nariz no es sencilla a pesar de que veo en programas de televisión que ofrecen cambiarle su nariz con una cirugía sin dolor casi por arte de magia y lo peor un médico decía demorarse 8 minutos en la cirugía  y es que hay cada cosa en este país donde todo es negocio , una paciente me escribía en mis redes sociales esta semana Dra. me pusieron un líquido en mi nariz pero no me gusta quiero algo más estético y cuando le pregunte que le pusieron dijo no saber , me pregunto yo es justo que coloquen en tu cuerpo algo y no sepas ni qué es?

Es reconocido en el mundo entero que la cirugía estética de nariz es una de las intervenciones más complejas. Por ejemplo, cuando “limamos” la giba del dorso nasal, buscamos que no baje de forma exagerada, sino recta, con una relación dorso-punta armónica. Cuando tratamos una punta globulosa buscamos que no colapse luego ni parezca pinzada.

Las intervenciones quirúrgicas tienen una duración de 2 horas promedio. De este tiempo total, solo una fracción muy corta se necesita para remover o achicar la nariz, esta parte es rápida. Si solo hacemos esta parte la nariz lucirá artificial, con signos quirúrgicos y defectos evidentes. En cambio, utilizamos bastante tiempo para naturalizar la nariz. es decir, para prevenir los estigmas quirúrgicos.

 

Nuestros objetivos en Cirugía Plástica de la Nariz (Rinoplastía) son:

 

  1. Armonizar la nariz en base a la cara del paciente
  2. Buscar resultados naturales
  3. Mantener o mejorar la función respiratoria
  4. Cumplir los deseos estéticos del paciente en la medida que sea técnicamente posible
  5. Producir un resultado estético que deje la nariz sin huellas quirúrgicas evidentes (que no se note que fue operado)
  6. Aconsejar al paciente en cuanto a los cambios que conviene realizar de acuerdo a la óptica del profesional.

A mis pacientes y a mis lectores debo decirles no todo lo que brilla es oro por favor no se dejen llevar por el buen marketing publicitario de quienes le ofrecen una linda nariz de la noche a la mañana sin dolor y de artista de cine, cada nariz es única pero es un proceso que llevado adecuadamente podrá tener resultados esperados y para siempre.

 

DÉJANOS TU COMENTARIO:

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *